viernes, 20 de mayo de 2011

El Agua en nuestro organismo

800 vasos de Agua diariamente deberíamos ingerir sino fuera por los riñones. Diariamente el corazón bombea 8000 litros de sangre, de estos, 2000 van hacia los riñones, en lo que cada minuto bombea 5 litros; por lo tanto la sangre pasaría por los riñones unas 400 veces al día. Los tejidos renales y suprarrenales se nutren con esta sangre, 200 litros pasan por las unidades microscópicas de filtración llamadas glomérulos (1.3 millones en total son aproximadamente); sin embargo solo 1 ½ litro son eliminados con la expulsión de la orina, el resto vuelve a ser absorbido en la sangre; estos son los 800 vasos que tendríamos que tomar al día.

Los glomérulos detectan las sustancias de desecho como la urea, la cual tiene que ser eliminada, reabsorbiendo los químicos y minerales que el cuerpo necesita. Hay diversos mecanismos de control, un ejemplo de ello es cuando nos ejercitamos nuestro cuerpo secreta una hormona llamada antidiurética, esta impide que se elimine gran cantidad de Agua que es utilizada en los músculos y otros órganos. Por lo tanto la orina sale mucho más concentrada evidencia clara que es necesario ingerir más Agua.

El buen hábito de ingerir suficiente Agua para nuestro organismo, es muy difícil para muchas personas ponerlo en práctica, por ejemplo algunas dicen que no les gusta su sabor, en este caso el uso de saborizantes puede ayudar. Se pueden elaborar aguas de limón, Jamaica, tamarindo, frutas de temporada o de esencias como el conocido te de limón o el de hojas de naranjo. Se recomienda mezclar poca azúcar, no solo por la cantidad de calorías que contiene sino también por los diferentes efectos negativos que se están descubriendo actualmente; en algunos casos cuando el consumo de azúcar es grande, los efectos negativos son comparados al causado por la grasa de los animales.

Debemos asegurarnos de la pureza del Agua que tomamos ya que de lo contrario estaríamos exponiéndonos a enfermedades intestinales y diarreas causadas por diferente bacterias patógenas, que incluso pueden ocasionar la muerte. Póngase la meta de tomar 8 vasos de Agua diariamente y recuerde que el Agua es fuente de la buena salud.



Es recomendable no ingerir bebidas con las comidas ya que puede alterar el metabolismo digestivo, lo ideal es tomar el líquido antes de las comidas. Si el Agua a tomar es fría, disminuye la sangre de la superficie estomacal, por lo tanto se necesita energía extra para calentarla y colocarla a temperatura corporal, lo cual es necesario para la buena digestión. También es recomendable iniciar cada mañana bebiendo dos vasos de Agua tibia, tomar dos vasos de Agua entre el desayuno y el almuerzo, otros dos entre el almuerzo y la cena y por la noche otros dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada