miércoles, 13 de julio de 2011

Remedios Caseros para la Artritis

La Artritis, es una enfermedad que causa inflamación y desgaste en las articulaciones, el cartílago que rodea a los huesos se torna cada vez más delgado lo que provoca que la superficie del hueso se haga más áspera, por lo tanto las articulaciones se deforman y degeneran.

La causa predisponente de  La Artritis es desconocida, aunque puede ser iniciada por muchos factores como: la obesidad, factor hereditario, a causa de muchos embarazos, trastornos metabólicos, alcoholismo, vida sedentaria y dieta deficiente o desequilibrada.

Algunos síntomas de  La Artritis son: Dolor en las articulaciones, muchas veces rigidez lo cual hace costoso el movimiento de los músculos, enrojecimiento, calor, etc.

Ante La Artritis es importante seguir las siguientes recomendaciones: visitar a un especialista. Siempre descartar un origen infeccioso. Evitar el café, alcohol y té negro. No fumar ya que la nicotina constriñe los vasos sanguíneos lo que impide una buena circulación. Intercambiar baños con agua tibia y baños a temperatura normal. Realizar ejercicios regulares como caminar lo cual ayuda a mantener una buena circulación en las piernas. Beber como mínimo ocho vasos de agua al día. Consumir verduras, frutas, cereales integrales y alimentos ricos en fibra ya que facilitan la evacuación y a mantener una buena circulación. Mantener una alimentación sana, eliminando los azúcares, alimentos grasosos como las carnes rojas y de cerdo, mantequilla, las frituras, aditivos y conservantes así como las gaseosas, ya que estos alimentos producen gases y apenas tienen fibra, llenan la sangre de tóxicos y no favorecen a la circulación.


Remedios caseros con plantas naturales para el tratamiento de La Artritis :

Tratamiento con Ajo: para prepararlo pelar de uno a tres dientes de ajo; su dosis es masticar y deglutir de uno a tres dientes de ajo tres veces al día; la duración del tratamiento es permanente.

Tratamiento con Maíz: para prepararlo agregar una libra de pelo de maíz en un litro de agua; su dosis es administrar una taza tres veces al día; la duración del tratamiento es por quince días.

Tratamiento con Jengibre: para prepararlo cocer dos pulgadas de rizoma por taza de agua y hervir tapado durante quince minutos y colar; su dosis es administrar una taza tres veces al día; la duración del tratamiento es por quince días.

Tratamiento con Higuera 1: para prepararlo calentar la hoja; su dosis es aplicar directamente en la piel sobre la parte afectada; la duración del tratamiento es hasta mejorar.

Tratamiento con Higuera 2: para prepararlo obtener aceite de la semilla; su dosis es aplicar friccionando la piel sobre la parte afectada tres veces al día; la duración del tratamiento es hasta mejorar.

Tratamiento con Cola de Caballo 1: para prepararlo diluir una cucharada en una taza de agua; su dosis es administrar una taza tres veces al día; la duración del tratamiento es por quince días.

Tratamiento con Cola de Caballo 2: para prepararlo agregar una cucharada de la planta seca y picada en una taza de agua hirviendo; su dosis es administrar una taza tres veces al día; la duración del tratamiento es por quince días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada