lunes, 21 de mayo de 2012

Tratamiento para el Estrés


El Estrés, es producto de un agente nocivo lo cual provoca en el organismo diferentes reacciones psicológicas y biológicas las cuales pueden ser perjudiciales sino se tratan a tiempo. Cuando el sistema nervioso ya no tiene la capacidad de soportar situaciones externa es cuando surge el problema, entonces se planta el estado de urgencia como una manera de reaccionar.

La mayoría de las personas no se dan cuenta que tienen Estrés, hasta su organismo se va deteriorando. Algunos síntomas serían: sentirse impotente ante lo cotidiano; aparente sueño y sensación de no tener un descanso reparador; falta de apetito o por el contrario comer en exceso; tensión y arranques de cólera por cosas sin importancia; alteraciones emociónales como por ejemplo pasar de la risa al llanto o viceversa; pesimismo; incapacidad de relajarse incluso en estados óptimos; llanto continuo incluso por cosas sin importancia; cansancio incluso al despertar; poca concentración e indecisión; insociabilidad; impotencia sexual; tics nerviosos como morderse o comerse el cabello y las uñas, necesidad de estar en continuo movimiento.

La vida actual y sus constantes cambios predisponen a los seres humanos al Estrés, también la búsqueda incansable por obtener el éxito; los diferentes desastres naturales como terremotos, huracanes, etc; desequilibrio psicológico por despidos en el trabajo, cambios en la familia, en la pareja, etc. también las personas capaces de establecer metas, decididas, responsables y perfeccionistas.

Ante el Estrés, es importante realizar regularmente ejercicios como caminatas; aplicar masajes ayuda a distensionar el cuerpo; aplicar baños con agua tibia mesclada con plantas relajantes; realizar ejercicios relajantes y técnicas respiratorias; puede buscarse ayuda psicológica; excluir de la dieta las comidas rápidas, la nicotina, alcohol, gaseosas, bebidas, café, frituras, grasa, carne roja y de cerdo, harinas refinadas y azúcares, algunos de estos alimentos contienen mucho aditivo y preservantes en cambio otros provocan sobre excitación en el organismo.

Remedios Caseros con Plantas Naturales para el Tratamiento del Estrés:

Tratamiento con Altamiz: para prepararlo agregar una cucharada de la hoja seca y picada por taza de agua hirviendo; su dosis es tomar una taza por la noche; la duración del tratamiento es máximo 4 semanas.

Tratamiento con Melisa 1: para prepararlo diluir 1 cucharadita en 1 taza de agua; su dosis es administrar 1 taza por la noche; la duración del tratamiento es hasta mejorar.

Tratamiento con Melisa 2: para prepararlo agregar 2 cucharadas de hoja fresca picada por taza de agua hirviendo; su dosis es administrar 1 taza por la noche; la duración del tratamiento es hasta mejorar.

Tratamiento con Maracuyá: para prepararlo agregar 2 cucharaditas de la hoja por taza de agua hirviendo; su dosis es administrar 1 taza 3 veces al día; la duración del tratamiento es hasta mejorar.

Tratamiento con Romero: aplicar un baño agregando 10 cucharadas de la hoja seca por litro de agua hirviendo; su dosis es aplicar en forma de baño tibio 1 vez al día; la duración del tratamiento es hasta mejorar.

Tratamiento con Albahaca: para prepararlo agregar 1 cucharada de la hoja seca picada en una taza de agua hirviendo; su dosis es administrar 1 taza 3 veces al día; la duración del tratamiento es hasta mejorar.

Tratamiento con Manzanilla 1: baño de 10 a 15 cucharadas de la flor o tallo en un balde de agua hirviendo; su dosis es aplicar en forma de baño tibio 1 vez al día; la duración del tratamiento es hasta mejorar.

Tratamiento con Manzanilla 2: para prepararlo agregar una cucharada de flor de manzanilla en una taza de agua hirviendo; su dosis es tomar una taza 3 veces al día; la duración del tratamiento es hasta mejorar.

Tratamiento con Naranja Agria: para prepararlo agregar dos cucharadas de la hoja fresca y picada por taza de agua hirviendo; su dosis es tomar una taza por la noche; la duración del tratamiento es hasta mejorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada