viernes, 6 de mayo de 2011

La Vitamina D – colecalciferol

Esta vitamina interviene en la formación y desarrollo de dientes y huesos, además de mantener sano el sistema nervioso y también facilita la coagulación normal de la sangre. Es necesaria para la asimilación de calcio, fósforos y proteínas, además de contribuir al pleno funcionamiento de la tiroides.

Al haber deficiencia de esta vitamina en los niños, provoca ratiquismo, la cual es una enfermedad que desarrolla malformación y desmineralización de los huesos y en los adultos, osteoporosis la cual causa debilitamiento de los huesos con el riesgo de fracturas óseas. Hay que recalcar que la Vitamina D, es muy importante en la etapa de crecimiento, ya que una deficiencia de ella, provoca una estatura no deseada en el adolescente, de igual manera influye directamente en el mal crecimiento de los dientes.

En el consumo de la alimentación diaria debe encontrarse la Vitamina D, la cual se encuentra presente en el plátano y en alimentos de origen animal como el atún, queso, huevo, hígado, pollo, leche, etc. Un aspecto muy importante que debes tener presente es que debes exponerte al sol durante unos 15 minutos diarios, ya que los rayos del sol transforman directamente a los precursores de esta vitamina, en una Vitamina D, activa. En zonas tropicales la deficiencia por Vitamina D, no es problema, en cambio en lugares fríos y de poca a fluencia a los rayos del sol, es más frecuente los casos de raquitismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada